Alimentos fríos y sensibilidad dental

Alimentos fríos y sensibilidad dental

Los alimentos fríos inciden directamente en la sensibilidad dental. En algunos casos, el simple hecho de tomar un helado puede terminar en una experiencia muy dolorosa si se tienen dientes sensibles. Las molestias ocasionadas por estímulos externos, como el frío o el calor, son indicadores de esta patología. Los hábitos de higiene bucal, los cepillos adecuados y una dieta equilibrada, son los mejores tratamientos y métodos preventivos.

¿Qué es la sensibilidad dental?

Es el dolor que se produce al contacto de la dentina con un alimento frío o caliente. El dolor no es permanente, sino que irrumpe de forma intensa durante unos minutos. La parte interior del diente está expuesta a los estímulos exteriores que afectan las fibras nerviosas del diente.

Causas de la sensibilidad dental

El cepillo inadecuado es una de las causas por las cuales la dentina queda más expuesta. Es recomendable no utilizar cepillos con cerdas muy duras. Como sucede con la mayoría de los problemas dentales, la higiene es fundamental. El esmalte se ve afectado con la fuerza y frecuencia del cepillado, así como en las personas que padecen bruxismo.

Otro motivo de la sensibilidad dental viene derivado de enfermedades como la gingivitis, muy común en la actualidad. Las encías se retrotraen y exponen la dentina a cualquier estímulo negativo. 

Consejos para prevenir y tratar la sensibilidad dental

  • Utilizar cepillos con filamentos extrasuaves para la higiene bucal, después de cada comida y al despertar.
  • Lavar los dientes con pasta especial para dientes sensibles y complementar con un colutorio también específico.
  • Evitar bebidas y comidas que contengan ácidos, porque son nocivos para el esmalte dental
  • Antes de comer alimentos fríos o helados, dejar unos segundos a temperatura ambiente para disminuir el efecto de contacto

Alimentos aconsejables para la salud bucal

Las vitaminas y minerales necesarios para tener dientes fuertes provienen de los alimentos que se ingieren cada día. El hábito de saber elegir aquellos que más beneficios aportan, puede evitar dolores y sorpresas inesperadas. A continuación, enumeramos tan solo algunos de los productos más recomendados para la higiene dental:

  • Lácteos, proporcionan los niveles de calcio que se requieren.
  • Zanahoria, aporta gran cantidad de vitaminas.
  • Manzana, rica en minerales y vitaminas.
  • Té verde, propiedades antioxidantes que frenan el envejecimiento, aunque en exceso pueden causar sequedad.
  • Verduras verdes, son ricas en calcio y fibras.
  • Chocolate, tiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, por lo que es aconsejable darse un gusto.

Los alimentos fríos no están prohibidos si se padece sensibilidad dental, pero es mejor que se consuman con moderación. El mantenimiento de buenos hábitos de alimentación e higiene es la mejor prevención para combatir estos malestares. Siempre son aconsejables los controles periódicos con el odontólogo, para garantizar una sonrisa plena y feliz durante todo el año.

En nuestra Clínica DENTO SMILE ofrecemos un trato personalizado a cada cliente, con un diagnóstico basado en tecnología de última generación, y proporcionando el tratamiento más adecuado.

Tu primera consulta gratuita

¿En qué podemos ayudarte?

Endodoncia Odontología Ortodoncia Implantologia Estética dental
×

¡Recibido! Nos pondremos
en contacto en breve.