Recomendaciones de higiene bucodental durante el coronavirus

En estos tiempos de confinamiento, es normal sentirnos mucho más alerta de todo lo que concierne a nuestra higiene personal y todo aquello que nos rodea. Es indispensable en la lucha por evitar en la medida de lo posible la propagación del coronavirus, y nuestra higiene bucodental no es ajena a ello.

Y es que, como sabemos, una manera muy común de cómo el COVID- 19 se cuela en nuestro organismo una vez que le hemos dado acceso a él por algún acto involuntario como el de rascarnos un ojo o la nariz, o tocarnos la boca. Por tanto, debemos ser muy escrupulosos con todo aquello a lo que damos acceso a nuestro cuerpo, y nuestra boca, como principal puerta de entrada, ha de estar protegida y ser cuidada.

En este sentido, hemos de intentar que las acciones de higiene que le dedicamos sean mayores que de costumbre y no dejar pasar una de nuestras comidas diarias sin su consiguiente cepillado dental y enjuague con colutorio. Eso sí, si precisamente pretendemos blindar nuestra boca por medio de la higiene bucodental, hemos de llevar cuidado con cada movimiento.

Una de las recomendaciones más universales en la prevención del coronavirus en el lavado constante de manos. Hacerlo antes de coger el cepillo que vamos a introducir en nuestra boca es muy importante, frotando nuestras manos entre el jabón durante al menos veinte segundos, ya que los virus pueden pasar de la mano a la mucosa oral con facilidad, utilizando las cerdas de cepillo como vehículo.

También tenemos que dedicarle su tiempo al cepillado. Fijarnos dos minutos como tiempo mínimo es suficiente para asegurarnos de haber sido estrictos con cada rincón de nuestra cavidad oral. Después del mismo, y antes de guardar el cepillo, es muy importante enjuagarlo bajo el grifo para que no quede escondido ningún resto de comida, como tampoco residuos de la pasta dentífrica que hemos empleado. Si nos es posible, también podemos desinfectar el cabezal del cepillo con povidona iodada al 0,2% o agua oxigenada al 1% durante un minuto y, después, secar bien el cepillo dándole vueltas hasta eliminar la humedad para guardarlo siempre con el cabezal hacia arriba y en un vaso individual, sin compartir recipiente con los de nuestros familiares para evitar la contaminación cruzada, y lo más lejos posible del inodoro. Por último, repetir el primer paso de lavarnos las manos a conciencia.

Por supuesto, no debemos descuidar nuestra alimentación. Pasar tanto tiempo en casa nos lleva a picar entre horas más de lo que deberíamos, comidas que se salen del esquema convencional y para las que no solemos estar concienciados acerca de la limpieza bucodental que les debería continuar.

Pero no solo debemos llevar cuidado con la mayor ingesta de alimentos que podemos hacer en estos tiempos de confinamiento, también con qué tipo de alimentos son los que nos llevamos a la boca. Los ‘snacks’ más populares suelen ser productos ultraprocesados con gran cantidad de azúcares, no precisamente el mejor amigo de nuestros dientes. Optar por opciones más saludables como las frutas y otros alimentos más naturales o propios de una dieta equilibrada sería lo recomendable. Además, algunos de ellos son también de un gusto muy popular, y es que tanto el chocolate puro como el queso contienen propiedades amigas de nuestros dientes.

¿En qué podemos ayudarte?

Endodoncia Odontología Ortodoncia Implantologia Estética dental

Además de trabajar para nuestros clientes particulares, colaboramos con aseguradoras y entidades.

×

¡Recibido! Nos pondremos
en contacto en breve.