Cuidado de los dientes de leche

¿Por qué se deben mantener limpios los dientes de leche?

Los dientes de leche son tan importantes como los permanentes, solo que en distintas etapas de la vida. El desconocimiento en muchas ocasiones es causa de que los adultos no tengan los cuidados adecuados en la dentadura de sus hijos. O, por lo menos, que no le otorguen el valor que verdaderamente poseen al considerar que se esas piezas dentales son temporales. Sin embargo, la higiene de los dientes de leche se relaciona de manera directa con infecciones, caries de la edad temprana, espacios para los dientes permanentes, etc.

Desventajas de no tener los dientes de leche limpios

Los dientes de leche están presentes en la primera infancia de los niños, desde los seis meses hasta aproximadamente los 10 años de edad. Una dentadura sana facilita el aprendizaje del habla, los sonidos y la nutrición. Además, una sonrisa radiante en un niño es lo más maravilloso que se pueda observar.

Si los niños no adquieren hábitos de higiene bucal, serán muy propensos a padecer caries. Como consecuencia, sufrirán dolores traumáticos y pueden perder sus piezas dentales. Si el diente se rompe por cualquier causa a los cuatro años, hay que pensar que faltan otros tantos como mínimo para su sustitutivo. A esto se le agrega que el resto de los demás dientes se van desplazando y no dejan el espacio suficiente para el nuevo. 

Es fundamental insistir en la importancia de los alimentos saludables y las dietas equilibradas. Sin embargo, en ocasiones olvidamos que para ingerir bien estos alimentos se necesitan dientes fuertes para masticar. Cuando los dientes de leche no se cuidan, aparecen molestias que impiden a los más pequeños su alimentación correcta. 

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

En la primera etapa se cuida la higiene de las encías, lengua y paladar, con dedales especiales o gasas humedecidas en agua tibia. Se masajea con movimientos circulares para preparar la zona para los dientes que vendrán.

Desde la aparición del primer diente en el bebé, la higiene se inicia con el cepillado con elementos exclusivos para bebés. Al despertar y después de cada comida se limpian las piezas dentales, con el fin de eliminar residuos y evitar la acumulación de bacterias. 

Poco a poco, los niños ya comienzan a lavar sus dientes con la supervisión de los adultos. Es aconsejable incorporar pastas dentales con flúor, enjuague, hilo dental y accesorios que recomiende el especialista. La concienciación sobre la importancia de los dientes de leche limpios es una responsabilidad de todos.

Para concluir

Los dientes de leche tienen que cuidarse de la misma forma que se hará después con los definitivos. El mantenimiento de los dientes de leche limpios evita caries, previene infecciones, favorece el nacimiento de los dientes definitivos y en especial acompaña la sonrisa de niños felices. La creación de buenos hábitos de higiene es la clave.

Tu primera consulta gratuita

¿En qué podemos ayudarte?

Endodoncia Odontología Ortodoncia Implantologia Estética dental
×

¡Recibido! Nos pondremos
en contacto en breve.